Preeclampsia
La preeclampsia es una complicación médica del embarazo también llamada toxemia del embarazo y se asocia a hipertensión inducida durante el embarazo; está asociada a elevados niveles de proteína en la orina (proteinuria). Debido a que la preeclampsia se refiere a un cuadro clínico o conjunto sintomático, en vez de un factor causal específico, se ha establecido que puede haber varias etiologías para el trastorno. Es posible que exista un componente en la placenta que cause disfunción endotelial en los vasos sanguíneos maternos de mujeres susceptibles. Aunque el signo más notorio de la enfermedad es una elevada presión arterial, puede desembocar en una eclampsia, con daño al endotelio materno, riñones e hígado. La única cura es la inducción del parto o una cesárea y puede aparecer hasta seis semanas posparto. Es la complicación del embarazo más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos graves ponen en peligro la vida del feto y de la madre. Se caracteriza por el aumento de la tensión arterial (hipertensión) junto al de proteínas en la orina (proteinuria), así como edemas en las extremidades. Esta complicación representa un riesgo para la madre y el niño, quien puede producir retraso de crecimiento por alteraciones en la placenta y sufrimiento fetal. No se conoce la manera de prevenirla. La mayoría de las mujeres con preeclampsia son observadas por el médico regularmente para evitar o disminuir las complicaciones. Lo único que "cura" la preeclampsia es el nacimiento del bebé. ¿Quiénes están en mayor riesgo de desarrollar preeclampsia? Se encuentran en esta situación las mujeres con: • Antecedentes familiares de preeclampsia Antecedentes personales de hipertensión crónica, enfermedad renal, diabetes, lupus eritematoso sistémico • Embarazo múltiple • Menos de 20 años de edad o más de 35 • Peso superior al normal • Antecedentes personales de preeclampsia antes de las 32 semanas de gestación • Enfermedades del embarazo como mola hidatiforme o hidropecía fetal. Si usted se encuentra en alguno de estos grupos, no deje de advertirlo a su obstetra; será él quien le indique los estudios necesarios o la derive a un especialista en el tema, en caso de requerirlo. Listado orientativo de signos que indican la necesidad de anticipar la consulta médica: • Hinchazón de las manos y pies y a veces la cara (edema) • Aumento de peso de más de un kilo por semana • Valores de presión arterial (PA) mayores de 140/90 mm Hg • Dolor de cabeza • Náuseas y vómitos • Dolor en el centro del abdomen o en el lado derecho • Visión de luces de colores (fotopsias) • Hemorragia vaginal • Convulsiones, éste es el síntoma que define la eclampsia ¿Se puede prevenir la preeclampsia? En la actualidad no hay manera de prevenirla. Sin embargo, un buen control de la presión arterial (PA) disminuye mucho el riesgo. En términos generales puede decirse que en las embarazas que cumplen con los controles prenatales y las indicaciones de su médico, la hipertensión arterial no provocará complicaciones para ella ni para el feto. Se piensa que la pre- eclampsia esta causada por mediadores de inflamación o toxinas que secreta la placenta y que actúan en el endotelio vascular. Se piensa que el síndrome, en algunos casos, es causado por una placenta de implantación poco profunda, que se torna hipóxica, ocasionando una reacción inmune caracterizada por la secreción aumentada de mediadores de la inflamación desde la placenta y que actúan sobre el endotelio vascular. La implantación superficial puede que sea consecuencia de una reacción del sistema inmune en contra de la placenta. Esta teoría enfatiza el papel de la inmunidad materna y se refiere a evidencias que sugieren una falla en la tolerancia materna a los antígenos paternos establecidos en el feto y su placenta. Se piensa que en algunos casos de preeclampsia, la madre carece de receptores para las proteínas que la placenta usa para inhibir la respuesta del sistema inmune materno en su entorno. Los fetos corren el riesgo de ser prematuros. Esta hipótesis es consistente con evidencias que demuestran que los abortos espontáneos son trastornos inmunitarios en los que la inmunidad materna desencadena un ataque destructivo en contra de los tejidos del feto en desarrollo. La mejor manera de prevenir la preeclampsia sin lugar a duda es que todas las mujeres embarazadas comiencen el cuidado prenatal de manera temprana y oportuna dándo continuidad durante todo el embarazo y puerperio (mediato, inmediato y tardío.

Preeclampsia . Satélite y Lomas Verdes,

Edo. de México

Dr. Germán Gabriel Palacios López Médico Cirujano Militar - Ginecólogo y Obstetra
Dra. Yedid Medina Nava Médica Cirujana - Ginecóloga y Obstetra

Ginecología y Obstetricia en Satélite y Lomas Verdes

www.ginecologosatelite-lomasverdes.com.mx - Dr. Palacios y Dra. Medina
Star Médica Lomas Verdes, Suite 3 Piso 11, Avenida Lomas Verdes 2165, Los Alamos, 53230 Naucalpan de Juárez, Estado de México

Dra. Medina - Dr. Palacios . Ginecología . Obstetricia . Cirugía Laparoscópica

(55) 5344 7353
55 6090 3363 / 55 4906 0765
Teléfonos para Citas y Urgencias:

Servicios médicos - Ginecología y obstetricia

Consulta a tu Ginecólogo - Citas: (55) 5344 7353 Satélite y Lomas Verdes, Naucalpan, Estado de México
Germán Gabriel Palacios López - Doctoralia.com.mx
Preeclampsia

Preeclampsia . Satélite y

Lomas Verdes, Estado de

México

Dra. Yedid Medina - Dr. Germán

Palacios . Ginecología Obstetricia .

Cirugía Laparoscópica

Dr. Germán Gabriel Palacios López Médico Cirujano Militar - Ginecólogo y Obstetra
Dra. Yedid Medina Nava Médica Cirujana - Ginecóloga y Obstetra
Star Médica Lomas Verdes, Suite 3 Piso 11, Av. Lomas Verdes 2165, Los Alamos, Naucalpan de Juárez, Estado de México
Ginecología y Obstetricia en Satélite y Lomas Verdes
(55) 5344 7353
55 6090 3363 / 55 4906 0765
Teléfonos para Citas y Urgencias:
Consulta a tu Ginecólogo - Citas: (55) 2625 1700 Extensión 21103 Tecamachalco - La Herradura, Naucalpan, Estado de México

Servicios médicos -

Ginecología y obstetricia

La preeclampsia es una complicación médica del embarazo también llamada toxemia del embarazo y se asocia a hipertensión inducida durante el embarazo; está asociada a elevados niveles de proteína en la orina (proteinuria). Debido a que la preeclampsia se refiere a un cuadro clínico o conjunto sintomático, en vez de un factor causal específico, se ha establecido que puede haber varias etiologías para el trastorno. Es posible que exista un componente en la placenta que cause disfunción endotelial en los vasos sanguíneos maternos de mujeres susceptibles. Aunque el signo más notorio de la enfermedad es una elevada presión arterial, puede desembocar en una eclampsia, con daño al endotelio materno, riñones e hígado. La única cura es la inducción del parto o una cesárea y puede aparecer hasta seis semanas posparto. Es la complicación del embarazo más común y peligrosa, por lo que debe diagnosticarse y tratarse rápidamente, ya que en casos graves ponen en peligro la vida del feto y de la madre. Se caracteriza por el aumento de la tensión arterial (hipertensión) junto al de proteínas en la orina (proteinuria), así como edemas en las extremidades. Esta complicación representa un riesgo para la madre y el niño, quien puede producir retraso de crecimiento por alteraciones en la placenta y sufrimiento fetal. No se conoce la manera de prevenirla. La mayoría de las mujeres con preeclampsia son observadas por el médico regularmente para evitar o disminuir las complicaciones. Lo único que "cura" la preeclampsia es el nacimiento del bebé. ¿Quiénes están en mayor riesgo de desarrollar preeclampsia? Se encuentran en esta situación las mujeres con: • Antecedentes familiares de preeclampsia Antecedentes personales de hipertensión crónica, enfermedad renal, diabetes, lupus eritematoso sistémico • Embarazo múltiple • Menos de 20 años de edad o más de 35 • Peso superior al normal Antecedentes personales de preeclampsia antes de las 32 semanas de gestación Enfermedades del embarazo como mola hidatiforme o hidropecía fetal. Si usted se encuentra en alguno de estos grupos, no deje de advertirlo a su obstetra; será él quien le indique los estudios necesarios o la derive a un especialista en el tema, en caso de requerirlo. Listado orientativo de signos que indican la necesidad de anticipar la consulta médica: • Hinchazón de las manos y pies y a veces la cara (edema) • Aumento de peso de más de un kilo por semana • Valores de presión arterial (PA) mayores de 140/90 mm Hg • Dolor de cabeza • Náuseas y vómitos • Dolor en el centro del abdomen o en el lado derecho • Visión de luces de colores (fotopsias) • Hemorragia vaginal • Convulsiones, éste es el síntoma que define la eclampsia ¿Se puede prevenir la preeclampsia? En la actualidad no hay manera de prevenirla. Sin embargo, un buen control de la presión arterial (PA) disminuye mucho el riesgo. En términos generales puede decirse que en las embarazas que cumplen con los controles prenatales y las indicaciones de su médico, la hipertensión arterial no provocará complicaciones para ella ni para el feto. Se piensa que la pre-eclampsia esta causada por mediadores de inflamación o toxinas que secreta la placenta y que actúan en el endotelio vascular. Se piensa que el síndrome, en algunos casos, es causado por una placenta de implantación poco profunda, que se torna hipóxica, ocasionando una reacción inmune caracterizada por la secreción aumentada de mediadores de la inflamación desde la placenta y que actúan sobre el endotelio vascular. La implantación superficial puede que sea consecuencia de una reacción del sistema inmune en contra de la placenta. Esta teoría enfatiza el papel de la inmunidad materna y se refiere a evidencias que sugieren una falla en la tolerancia materna a los antígenos paternos establecidos en el feto y su placenta. Se piensa que en algunos casos de preeclampsia, la madre carece de receptores para las proteínas que la placenta usa para inhibir la respuesta del sistema inmune materno en su entorno. Los fetos corren el riesgo de ser prematuros. Esta hipótesis es consistente con evidencias que demuestran que los abortos espontáneos son trastornos inmunitarios en los que la inmunidad materna desencadena un ataque destructivo en contra de los tejidos del feto en desarrollo. La mejor manera de prevenir la preeclampsia sin lugar a duda es que todas las mujeres embarazadas comiencen el cuidado prenatal de manera temprana y oportuna dándo continuidad durante todo el embarazo y puerperio (mediato, inmediato y tardío.
Germán Gabriel Palacios López - Doctoralia.com.mx